Blog

La empresa de la nueva era es una empresa con conciencia

¿Qué facetas debe tener en cuenta toda empresa con conciencia?

Las buenas empresas de éxito del siglo XXI, tienen ahora una visión más holística e integral. Son las empresas con conciencia. Son pocas aún, aunque cada vez más numerosas. Lo que parece que está claro es que han llegado ya y lo han hecho para quedarse por mucho tiempo.

Muchos sectores de actividad económica, como es el caso del comercio pequeño, especializado, tradicional, urbano, o de proximidad, con el que trabajo desde cerca, no son ajenos a este nuevo escenario y son conscientes de que el cambio hacia él debe ser disruptivo.

Arte urbano en la calle con contenido social

Fabián W. – comerciante “Equipaje para un fin de semana” Ibrahim A. – refugiado “Equipaje para una nueva vida”

Para tener éxito en este nuevo paradigma es preciso estar alerta, hacer una atenta escucha creativa de lo que está sucediendo en nuestro entorno y sobre todo saber sintonizar bien con las cuatro facetas en las que se manifiesta todo lo que experimentamos en la sociedad, y sobre todo y más importante , hacerlo de forma coherente y equilibrada para esas cuatro facetas, sin quedarse atrapado sólo en alguna de ellas.

Intencionalidad. Hay un objetivo que está por encima de nosotros mismos y de las ganancias económicas. ¿Cuál es el verdadero propósito de lo que hacemos? ¿Que nos motiva a los seres humanos? ¿Porqué vendemos esos productos y servicios? Nuestra empresa o negocio tiene un verdadero estado de conciencia, que la define.

Conductual. Las conductas de las empresas, vienen determinadas por la de sus líderes. El nuevo líder, con conciencia, más integral, debe estar bien enfocado, no sólo en liderar en base a los objetivos económicos de su empresa y considerar las fluctuaciones del mercado, si no que debe prestar una especial atención para inspirar a su equipo, en un proceso de continuo aprendizaje, desarrollo y crecimiento de las personas de forma coherente con esta nueva cultura consciente y con los valores humanos.

Cultural. Una nueva cultura que se caracteriza por una triple responsabilidad; económica, ecológica y social, de forma equilibrada y por una participación democrática y compromiso de todos los empleados y propietarios en el proyecto empresarial, de manera que se trabaja en un entorno de co-creación de los productos y servicios.

Social. La empresa con conciencia siempre aporta valor a la sociedad y tiene un balance e impacto neto positivo en este mundo. El resultado se traduce en un beneficio para el bien común, donde todos los grupos de interés de la empresa, o stakeholders salen ganando.

Las empresas que se queden atrapadas solamente en poner en el mercado productos/servicios, sin más, sin preguntarse el porqué que hay por encima, o las que sigan contratando líderes sin conciencia, sin ética ni escrúpulos, o las que se aferren a la cultura de la no transparencia, ni contemplen la participación democrática de los trabajadores, ignorando la creatividad y co-creación, o las que pongan el enriquecimiento y máximo lucro propio posible, por delante del beneficio para el bien común de todos y de nuestro planeta, tendrán los días contados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *